Edificio Bragado.

Edificio Bragado.

La ciudad que emerge sobre la anterior discurre muchas veces en discusiones-reflexiones acerca de su escala, su materialidad, su realidad, y su configuración entre otros.

La investigación del conjunto, se basa en la articulación de las distintas escalas y naturalezas proyectuales, haciendo convivir una de las primeras irrupciones del tejido de baja densidad con la escala domestica indeterminada.

Un típico tejido de “pueblo” bonaerense es sitio destinado para la construcción de un edificio capaz de albergar un local comercial junto a unidades de vivienda. El mismo se inserta sobre el corredor comercial más desarrollado de la ciudad en cercanías a la Plaza principal, la Iglesia, la Municipalidad, y el Centro cultural.

El edificio se proyecta en dos bloques regulares, compuestos de generosos espacios interiores los cuales se jerarquizan a través de dos vacíos, uno central: el patio contemplativo, y uno perimetral: de visuales extensas.

El patio central es el encargado de recibir y distribuir a los usuarios entre los dos bloques, al mismo tiempo que provee y asegura una atmósfera intimista de visuales cruzadas entre las distintas unidades del conjunto. Proyectado como un ámbito que articula la separación entre los bloques: anterior y posterior, y que al mismo tiempo organiza el sistema de acceso a las viviendas mediante un recorrido a cielo abierto que se extiende hasta la puerta de cada una de las unidades habitacionales. Entre ambos bloques se distribuyen 13 unidades de viviendas del tipo simples y del tipo dúplex con terrazas propias en sus remates. Este último piso superior ofrece vistas singulares de la plaza principal de la ciudad y de la Laguna en la periferia.

La fachada así como la contrafachada están trabajadas en dos planos, uno vidriado que permite una gran entrada de luz y visuales completas y otro textil de toldos microperforados que funciona como una pantalla que regula el clima y la intimidad interior, filtra las visuales de la calle y media el ingreso de luz natural. Ambos planos conforman un espacio fuelle que cualifica el espacio interior con sus luces y sombras y que determina el correlato del binomio interior-exterior.

Los planos materiales que dan al patio interior fueron trabajados en alternancias de masa y vidrio y en profundidad en mallas y vacíos para garantizar la iluminación, ventilación, permeabilidad e intimidad.

El desafío arquitectónico entre lo individual y lo colectivo se resolvió con un lenguaje neutro, el cual varía en torno a la generación de texturas, tamices y protecciones. Dando por resultado una arquitectura sintética, marcada por el uso de materiales simples y urbanos, con gran predominio de hierro y revoque.

Las unidades podrán ser transformadas con facilidad por los usuarios, los espacios interiores indeterminados podrán mutar según el uso y la voluntad del habitante. Las mismas están conformadas por generosos espacios abiertos que ofrecen una libertad de ocupación y de adaptación al estilo de vida de cada habitante. Todas las viviendas incorporan espacios exteriores.

 

Obra seleccionada en BIAAR 2018, Practicas Profesionales, Políticas de oficio, tradición e innovación.

 

Descripción

Autores: Angela Bielsa-Luciana Breide-Manuel Ciarlotti Bidinost.

Ubicación: Pellegrini 1337 Bragado, Buenos Aires.

Año de proyecto: 2012.
Inicio de obra: 2013.
Fin de obra: 2018.

Sup. total: 2547 m².
Sup. cubierta: 1967 m².

D.O: Arq. Fernando Caceras + BBC.